abrumada

La abrumadora historia de todo lo que debes hacer para vender

Había una vez una persona que creó un negocio…

Las ventas se estaban estancando. Empezó a buscar qué debía hacer para vender y encontró miles de blogs, trainings y webinars que tenían la solución

abrumada
  • “Hazte una web”
  • “Vende en vídeo”
  • “¿Cómo que aún no usas facebooks ads?”
  • “¿Estás en facebook, twitter, linkedin, snapchat, etc?”
  • “Vende por whatsapp”
  • “¡Si no te funciona es porque no usaste el nuevo plugin!”
  • “¿No haces email marketing?¡ Los funnels trabajan por ti!

…Y así hasta el infinito…

“¿Esto es todo lo que debo hacer para vender?”- pensó.

Le pareció complicado pero estaba dispuesto a todo por hacer funcionar su negocio.

Hizo cursos gratis y de pago, leía blogs, asistía a trainings, intentaba aplicarlo todo pero no conseguía solucionar su problema: vender. Y, además, tenía otro: había perdido un montón de tiempo y su cabeza estaba más que liada.

Sí, todos hemos caído en eso alguna vez.

Y claro que es importante conocer todos esos temas, ponerlos en práctica o delegarlos, pero a su debido tiempo.

la casa por el tejado

Porque una casa no se puede construir por el tejado.  (Aunque algunas personas lo intenten)

Tenemos que tener claro qué es la comunicación, cómo funciona y aprender el arte de vender. Crear un orden en nuestra cabeza para poder hacer, sin estrés, lo que nos va a funcionar.

Porque, seguro que ya sabes mucho de lo que tienes que hacer pero necesitas ordenar tus pensamientos, entender ciertos conceptos y poder hacer tu trabajo sin añadirle más estrés.

Lo que algunas personas llaman plan y estrategia.

Pero, entonces ¿Cómo lo solucionó?

Pues esto fue lo que hizo:

  • Dejó de leer blogs constantemente
  • Dejó de hacer cualquier curso, trainning y webinar porque “eran gratis”
  • Cogió una hoja y un boli y apuntó: “empezar por el principio: conocer a mi cliente”
  • Revisó su producto, el mercado y lo que había hecho hasta ahora.
  • Pensó en su cliente. En ese que necesitaba su producto y empezó a escribirle a él.
Hombre relajado

Poco a poco empezó a tener más ventas y más afianzadas.

Le recomendaban.

Siguió por definir en qué canales debía estar mientras seguía pensando en su cliente.

Y, entonces, empezó a aplicar nuevas técnicas, a hacer trainings, webinars y cursos solo de lo que necesitaba aprender para avanzar.


Y así, con un negocio ya funcionando, puedo empezar a expandirse  y dejar atrás “la abrumadora historia de todo lo que debes hacer para vender”.

Y si necesitas mejorar ya la manera de comunicarte con tus clientes para conseguir ventas efectivas, pulsa el bótón para acceder a los servicios de consultoría disponibles.


Otros artículos sobre marketing y ventas:


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.